Search

PICO INTERNACIONAL – C° TRONADOR

Texto y fotografías: Lou A.

    Arrancamos 7 am para Pampa Linda, vamos con Mirta, amiga, alegre, de 50 años, madre de 4 hijos, que no tiene noción del peligro, y Lu, amigo, guía e instructor en cursos de montaña. El viaje es muy entretenido sobre todo porque gran parte del tiempo hablamos de las cosas que queremos hacer, viajes y montañas que queremos escalar. Super entusiasmadas, y en mi caso fantaseando de que modo vivir  para hacer todo lo que quiero hacer.

Esta charla va a ser recordada al día siguiente cuando volvemos agotadas de la cumbre y no nos dan ganas de pensar en ninguna otra montaña mas, siempre pasa …

Llegamos a pampa linda, nos preparamos y  tomamos los caballos que ya habíamos pedido para poder subir hasta el mallín chileno. Este tramo es uno de los más esperados por mí, hacía tantos años que no andaba a caballo que me había encantado la idea de volver hacerlo. Son 3 horas por senderos muy angostos, cruzando arroyos, cañaverales y siempre dentro del bosque hasta llegar al mallín.

Esta parte nos ahorra algo de piernas ya que desde el mallín debemos cargar las mochilas con todo el peso para 3 días, por unas 4 horas hasta llegar al refugio viejo.

Dejamos los caballos y nos reciben nubes de tábanos,  acomodamos las mochilas, almorzamos y siempre con el zumbido del tábano arrancamos la marcha.

La primera hora es muy lenta y molesta, hasta que se acomoda la mochila o hasta que uno se acomoda al peso de la misma.

Al salir del bosque el paisaje se vuelve muy atractivo, montañas, volcanes y cóndores que nos deleitan con su vuelo.

Hacemos un par de descansos y ya empezamos a ver el refugio a lo lejos. Lo bueno es que ya se ve, lo malo es que se hace interminable la llegada…

El refugio no tiene servicios, está calculado para albergar 10 personas como máximo. Ahora si, nos relajamos con unos mates, Nos ponemos cómodos y entre una cosa y otra las horas van pasando. La tarde esta increíble, hace frío pero antes de meternos adentro sacamos unas excelentes fotos de la puesta del sol …

Preparamos todo para el día siguiente, hora de salida 4.30 am así que calculamos una hora antes levantarnos para desayunar y preparar todo.

Día de cumbre :

    Salimos abrigados como es de costumbre pero al rato ya hacemos la primera parada para sacarnos algo de ropa. La madrugada ya nos advierte que será un día glorioso, sin viento y con un sol fuerte.

El primer tramo es el más tranquilo, es un ascenso en un enorme zigzag esquivando las grietas, a partir de ahí,  el trayecto se convierte en un gran desafío. Cada tramo se separa por un descanso, un respirar profundo para cargar energía y valentía. Mientras avanzamos vamos viendo el trayecto que nos espera y en nuestras cabezas esto juega una mala pasada, la cumbre cada vez se hace más lejana.

Hay momentos que pensamos que no vamos a llegar, estas son confesiones que nos hacemos cuando ya estamos de regreso.

Siempre vamos atados, a veces con la cuerda corta y tensa al guía, o sea,  los 3 muy juntos para evitar caídas, no hay margen de error, uno puede tropezarse pero no puede terminar en caída. Y cuando es camino sobre grietas la cuerda es larga, 10 metros aprox nos separan unos de otros.

Ya van muchas horas de caminata y llegando al filo que nos acerca a la cumbre, aparece el increíble paisaje de volcanes y montañas hermosas.

Tenemos la cumbre a la vista, caminamos por un filo que nos lleva al col que nos señala el último tramo. Ya esta! Nos falta solo subir un inmenso paredón para llegar a esa tan esperada y deseada cumbre.

Era el último tramo pero estábamos tan cansadas y agotadas que las 2 en voz fuerte dijimos que no podíamos.

Si, después de horas de atravesar grietas, paredones y pensar que la cumbre cada vez se alejaba mas, cuando la teníamos enfrente nuestras mentes la seguían viendo como imposible.

Fueron solo segundos, nosotras expresamos nuestro miedo pero enseguida Luciano ya estaba armando la cuerda y con unas palabras de aliento nos tenía en marcha otra vez.

Un ascenso muy abrupto, con mucha pendiente, pero con una marcha en diagonal lo atravesamos. Nos llevo tiempo, el cansancio se notaba, pero esas cosas lindas de la vida cuando menos lo pensas ya estas ¡!!! Cumbre ¡!!!

Descansamos, comimos y sacamos fotos. Habremos estado casi una hora. El día estaba increíble y la felicidad absoluta. Pero como siempre, uno no se puede desconectar del todo ya que falta la bajada que es tan importante como la subida. El sol pegaba fuerte y nos teníamos que apurar ya que había ciertos tramos con desprendimientos de roca que había que atravesarlos lo antes posible. Luciano  reforzó algunas indicaciones y nos puso en guardia para todo este trayecto que nos va a llevar unas cuantas horas.

La bajada llevo sus horas, hubo tramos complicados como los esperábamos pero todo salió bien.

En uno de los últimos tramos ya se ve el refugio, lo cual hace que uno sienta alivio por sentir que ya llega pero por otro lado juega en contra a la cabeza cuando ve que ese tramo puede llegar a ser mas de una hora al arribo.

Todo el ascenso, en general es en el silencio, uno se encuentra con uno mismo y se habla de todo. Lucha por sacar los pensamientos negativos y trata de focalizarse en los positivos. Agradezco a Dios y a la montaña por dejarme ser parte de esa historia y siempre me maravillo por la inmensidad de la montaña.

Hay tramos o situaciones que despiertan mis inseguridades pero en estas partes agradezco a Lu que no deja que estas me invadan y a mi compañera Mirta que me demuestra que se puede hacer.

Llegamos al refugio!! Alivio! Felicidad! nos acomodamos, el tiempo va pasando y al estar cada vez más relajados empezamos a hablar de todo lo vivido. Nos reimos mucho.

Cada situación pasa a ser una anécdota. Esas frases que uno dice tan seguro en su momento, ahora no tienen sentido y causan risa.

Siguen las charlas, las risas y cada vez más relajados, Viene la cena y todos a dormir felices y doloridos del cansancio. Fueron 13 horas ida y vuelta a la cumbre.Una montaña muy solitaria , solo nosotros y ella.

A la mañana siguiente bajamos a Pampa Linda. El tiempo ya se puso feo, una vez más, gracias Dios por el día de cumbre que nos toco.

El descenso se hace muy largo, ya hay poca energía pero llegamos a pampa linda para cuando la lluvia se larga con todo… Que suerte tuvimos ¡!

Tomamos un refresco, comemos algo en la hostería antes de partir.

Cansados, con vida, felices y super agradecidos.

Galería con todas las fotos del ascenso:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Guia de Alta montaña : Luciano Fiorenza

Podes encontrar más fotos en Patagonia PURA

https://www.facebook.com/pages/Patagonia-PURA/1409716879293771?ref=hl

Written by 

Entradas relacionadas

3 thoughts on “PICO INTERNACIONAL – C° TRONADOR

  1. Anónimo

    me emocione con vos, como si hubiera estado ahí!
    FELICITACIONES POR EL ASCENSO Y LAS IMÁGENES!!

  2. César Cagliolo

    Hola Lou, muy buena la experiencia y el relato con las fotos, tengo ganas de hacer la ascención en Diciembre, me podés pasar contacto con el guía. Saludos. Cèsar Cagliolo

    1. Hola César, antes que nada, gracias por visitar nuestro blog. El guía es Luciano Fiorenza y su mail lufiorenza@yahoo.com.ar cualquier otra consulta no dudes en comunicarte con nosotros, saludos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: