Search

CUSCO: DONDE EL TIEMPO PASA MÁS LENTO…Y EL OXÍGENO TAMBIÉN

Texto y fotografías: Mariano A.

    Saliendo del aeropuerto de Cusco nos dirigimos a nuestro hotel. Hacía bastante frío porque  había llovido todo el día nos cuenta el chofer de la combi. Llegamos al hotel y una vez registrados conversamos un rato con Raquel, enviada por la agencia que habíamos contratado desde Argentina. Ella nos cuenta que al otro día (domingo) a partir de las 13hs teníamos un Tour por toda la ciudad y que el lunes sería nuestro día libre. Además nos hizo una breve reseña de las costumbres del lugar, sus lugares a visitar y la comida que probar (y la que no). Como ya era cerca de las 22hs y teníamos muchas horas de viaje encima decidimos acomodarnos y dormir, así podíamos arrancar el domingo bien temprano para recorrer un poco la ciudad antes del tour. En mi caso no necesité despertador para levantarme temprano, ya que lo sustituí con un hermoso dolor de cabeza. La altura de Cusco (3399msnm) hacía su efecto. Pero un buen mate o té de coca aplaca el malestar, así que después de un buen desayuno nos dispusimos a dar unas vueltas por el casco histórico de Cusco.

La mañana estaba nublada, pero el clima en sí era agradable. Tomamos un mapa con anotaciones que nos había dejado Raquel y decidimos dirigirnos al Mercado Central de San Pedro. Dividido en varios sectores, como verduras y frutas, carnes, flores, ropa, pan, jugos, comedor, etc.,  podemos vislumbrar de a poco las costumbres de los cuzqueños.

El trabajo de la costura sigue siendo importante, el consumo de bebidas a base de distintas hierbas como infusiones medicinales, el uso de la gallina en todo tipo de receta y su ingesta a toda hora, todo esto y más en un micromundo de colores, olores y sonrisas amables que  ofrecen sus mercancías.

Al salir de mercado nos encontramos con mucho movimiento de gente, no solo turistas, sino muchos chicos con sus uniformes escolares de distintos colegios. Todos se dirigían a la Plaza de Armas, se celebraba el Martirologio de Tupac Amaru. De a poco iban llegando peregrinaciones de pueblos aledaños y la ciudad empezó a tomar color bajo el cielo nublado a base de bailes y vestimentas ornamentadas con todos los colores y brillos que puedan imaginarse.

Antes de comenzar el tour por la ciudad almorzamos unos platos típicos del Perú, papines fritos y causa limeña, ésta última es un plato elaborado a base de papa amarilla peruana, ají, limón, lechuga, choclo, huevo cocido, queso fresco, palta y aceitunas negras, el relleno puede ser una variante entre pollo, atún o mariscos.

Comenzamos el tour y nos dirigimos a la Catedral, lamentablemente dentro de la misma no se pueden tomar fotografías, pero les aseguro que la belleza en su interior es increíble, los altares de madera tallada, estilos tardo-gòticos, barrocos y platerescos comparten paredes. Es hermoso e interesante a la vez observar las pinturas sobre lienzos de los artistas locales de la època, lo de interesante es porque si miran detalladamente estas pinturas se pueden encontrar las “huellas o detalles” andinos que dejaban los artistas como escondidas dentro de las reproducciones obligados a pintar por los españoles. Así podemos encontrarnos con ángeles de vestimenta roja o serpientes disimuladas entre ropas. Otro detalle interesante y que puso la piel de gallina de quien escribe es que debajo, en las catacumbas de la Catedral se encuentran enterradas partes de las cenizas de Garcilazo de la Vega, personaje fundamental en la historia de Cusco.

Salimos de la Catedral y tomamos rumbo hacia Qorikancha y Convento de Santo Domingo. Qorikancha fue el santuario  más importante dedicado al dios Sol, fue llamado el “sitio de oro”, ya que sus muros habían sido laminados en oro. Se toma esa estructura como base y se construye el Convento de Santo Domingo. En su interior encontramos una importante colección de pinturas y muros incas en excelente conservación.

Dejamos atrás la Catedral y arriba de una combi nos dirigimos hacia Saqsaywaman, de saqsay, lugar de saciarse, y waman, halcón, es decir, “Lugar donde se sacia el halcón”. Es una fortaleza ceremonial inca que se encuentra a dos kilómetros al norte del centro de Cusco. Quien mejor describe a Saqsaywaman es el propio Garcilaso de la Vega: La “fortaleza ceremonial” de Sacsayhuamán es con sus muros megalíticos, la mayor obra arquitectónica que realizaron los incas durante su apogeo. Desde la fortaleza se observa una singular vista panorámica de los entornos, incluyendo la ciudad del Cuzco. Terminamos este recorrido visitando Tambomachay, el Templo del Agua, consta de una serie de acueductos, canales y varias cascadas de agua que discurren por las rocas. Lo sorprendente de esto es que de una cascada principal, los Incas crearon dos cascadas secundarias, las cuales son exactamente iguales. Es decir, si uno coloca dos botellas vacías, una en cada cascada, las dos se llenan al mismo tiempo.

Una vez concluido el tour volvimos al hotel y al otro día (lunes) pudimos recorrer el resto del casco céntrico de Cusco y sus alrededores, además tuvimos la suerte de que ese día se celebraba el “día de los museos”, así que las entradas eran gratis y entramos a todos los que pudimos. Muy recomendable el Museo arqueológico.

Llegó la última noche en Cusco, el martes partiríamos rumbo a Machu Picchu por el camino de Salkatay, durante cuatro noches y cinco días, a través de montañas y selva… pero ese recorrido lo compartiremos con ustedes en los próximos días, esperamos les gusten las fotos y puedan visitar algún día la hermosa Cusco.

Written by 

Entradas relacionadas

2 thoughts on “CUSCO: DONDE EL TIEMPO PASA MÁS LENTO…Y EL OXÍGENO TAMBIÉN

  1. Fabian V

    Muy buenos tus comentarios! y mejores tus imágenes. Casi casi nos cruzamos, porque estubimos la misma semana. Pero, pero: No comentas acerca de los carros portable por Corpus Christi; estaban todos en la Catedral de Cuzco por tal celebración: eran impactantes (intenté sacar fotos subrepticiamente, pero luego de la 2da advertencia, desistí) y tampoco haces comentario del exquisito cebiche!.
    Saludosy abrazos de turista!

    1. Gracias Fabian por visitarnos y también por compartir parte de tu experiencia. El ceviche ya lo he probado pero en Chile, así que me incliné a probar otros platos, igual me quedé con las ganas de probar Cuy, plato típico peruano. En breve la segunda parte del viaje…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: