Search

A MACHU PICCHU POR CAMINO SALKANTAY – DÍA 1

   Texto: Mariano A.  Fotos: Mariano A. y Marcelo C.

    Si tienen planeado conocer Machu Picchu recorriendo el camino Inka, tienen que tener en cuenta que el gobierno peruano a limitado su acceso, sólo pueden acceder al camino 500 personas por día (tengan en cuenta que la mitad son guías y porteadores). La única manera de hacer este recorrido es a través de una agencia u operadores de turismo, ya que éstos se encargan de gestionar los permisos correspondientes. Como se imaginarán, la demanda para el camino Inka es grande, así que hay que hacer las reservas con 3 meses de antelación mínimo. Y decimos mínimo porque nosotros no conseguimos plaza con esos 3 mese de antelación para viajar a mediados de mayo. Pero nos ofrecieron hacer el camino Inka alternativo, llamado Salkantay trek.

Este recorrido debe su nombre a una de las montañas más altas del Perú, el monte Salkantay (6271). Durante el mes de febrero el camino Inka tradicional se cierra al público por las lluvias, mantenimiento y restauración del mismo. Esto hizo que se buscara otra alternativa para llegar a Machu Picchu. Así que el camino de Salkantay quedó como la mejor opción y luego con las limitaciones de cupos por parte del gobierno peruano para el camino tradicional, la demanda creció. Hoy en día para esta caminata también se solicita autorización, hay que hacerlo por agencia, no obstante no hay cupos ni limitaciones.

El hecho de no poder hacer el camino tradicional nos decepcionó un poco, pero el resultado del viaje por Salkantay fue una de las mejores experiencias de mi vida. El trekking dura 5 días y 4 noches, por los que pasaremos por montañas nevadas, caminos rocosos, selva y aguas termales. Las recomendaciones para realizar este trekking son, buen calzado de trekking, agua, impermeable, muda de medias, snacks (en el mercado de Cusco pueden comprar frutas secas a buen precio), ropa térmica para la noche, etc. Las mulas pueden llevar hasta 5 kg por persona, por eso es ideal llevar poco peso en la mochila que lleve uno, porque hay momentos de la caminata en la que mucho peso en la espalda te va a complicar el día.

Día 1: Salimos muy temprano desde Cusco en una combi que nos llevaría hasta la localidad de Mollepata. Una vez llegados a Mollepata desayunamos todo el grupo en un parador, momento que sirvió para ir conociéndonos. Nuestro grupo estaba compuesto por alemanes, holandesas, suizos, estadounidenses, ingleses, brasileros y un sudafricano.

Una vez terminado el desayuno comenzamos la caminata de unos 17 km hasta llegar a nuestro campamento en SorayPampa al pie del nevado Tucarhuay.

Luego de una hora y media de caminata se nos presenta la oportunidad de viajar unos kilómetros en un camión, que sirve las veces de transporte público para los trabajadores de la zona. De esta manera ahorraríamos tiempo y podríamos visitar una laguna cerca del campamento antes que oscureciera. La votación fue unánime, todos arriba del camión. Una vez acomodados y agarrados de algo la vista desde la caja del camión era hermosa, en determinado momento llegamos a contar siete cóndores sobrevolandonos.

Unos kilómetros más arriba se terminó el recorrido del camión y seguimos con nuestra caminata. En ningún momento presentó dificultad, todo lo contrario, en el camino nos cruzamos con puentes, canales de agua conservados desde la época incaica y una vegetación salpicada de flores de todos los colores.

Y siempre delante nuestro, mostrándose imponente el monte Salkantay, esperándonos cerca de nuestro campamento.

El último tramo antes de llegar a SorayPampa (3880 msnm) se torna más rocoso, con mucha piedra suelta. Pero a los pocos minutos llegamos a nuestro campamento donde pasaríamos la noche.

Las carpas ya estaban armadas y una vez acomodados nos dirigimos enseguida hacia la laguna que se encontraba un par de kilómetros arriba de nuestro campamento. Ya el sol comenzaba a ocultarse y el frío se hacía presente. La altura  comenzaba a darnos problemas para respirar normalmente, había que fijar un ritmo lento pero constante en nuestro caminar y luego de un rato nos acostumbramos. Llegamos a la laguna minutos antes que comenzara a ocultarse el sol, así que luego de unas fotos emprendimos el regreso al campamento para comer algo caliente y acostarnos, ya que al otro día nos esperaba la jornada mas dura de la travesía.

Mañana hay que subir al mata gringos nos advertía Javier, nuestro guía, así que todos a dormir porque partiríamos a las 5,30 de la mañana. Una mirada al cielo antes de meterme en la carpa y ahí comprender el porqué de la fascinación con las estrellas por parte de los pueblos originarios… un manto de estrellas que podrían tocarse si me estiraba un poco más… pero mejor a descansar y reponer fuerzas, no quiero que el mata gringos se “cargue” a este argentino antes de llegar a Machu Picchu…

Continuará…

Written by 

Entradas relacionadas

4 thoughts on “A MACHU PICCHU POR CAMINO SALKANTAY – DÍA 1

  1. Anónimo

    Excelentes fotografias!

    1. Gracias por visitarnos! Ya se viene la segunda parte…

  2. Machu Picchu por Hidroeléctrica, mejor opción imposible. Aventura y paisajes en un solo viaje.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: