Search

¿CÓMO SE LLAMABA?

Seguimos recibiendo cuentos!! En esta oportunidad el rincón literario de miravosblog comparte humor del más crudo, producto de la “pluma” de Maxi De Palu.

¿Cómo se llamaba?

Domingo.

El despertador, hoy no despierta; pequeño placer que nos han dejado a los ilusos laburantes para hacernos creer que tenemos un día libre y de esparcimiento; y no una vida atrofiada y gris.

¡Domingo!

No tengo ganas de levantarme, pero me juré revisar  esa cacerola llena de gatos en la que se convirtió mi auto, ya que mi mujer, me tajeó la cara …otra vez.

Cuando no le duele la cabeza, le duelen las uñas, se hizo la “toca”, o no me lavé los dientes.

Así que, si no le voy a ver la cara al supremo, mejor me levanto y aprovecho que Analía, mi hija mayor, 22 años, un pedo atómico en la cabeza y trola como su madre (cuando tenía su edad ) se quedó a dormir en lo del boludo del novio; y que mi cuñada se llevó a los dos mas chicos, Lucas de 6 y Renato de 8, a dormir a su casa, haciéndose la tía ; cuando en realidad, lo hizo para encajarme después a esos dos engendros de Videla que tiene como hijos.

Me enfundo en mi uniforme dominical, que consta de: ese viejo jogging que rescaté tres veces de la basura y rematando mi look vietnamita, mis Adilette modelo 85, que, oh casualidad, también sufrieron la misma suerte que el pantalón antes mencionado.

Pongo la pava, y me dispongo a escuchar un poco de música, a un volumen fétido, para no molestar a mi amada esposa que sigue roncando como una morsa.

¡¡¡¡¡¡DAME MAS GASOLINAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!

La puta que lo pario, donde carajo está el control remoto!!!!????

¡¡¡¡¡ME GUSTA LA GASOLINA!!!!!!!!

¿ De quién carajo es ese disco de mierda?

Ah, ya me acuerdo; de mi hija. No sólo vive para sacarle el jugo a la entrepierna como su madre (cuando tenía su edad), sino que también heredó su gusto musical, o sea, carecen de tímpano, yunque, martillo y toda la ferretería que hace que un ser humano, distinga la bazofia de la música.

Má si, yo lo apago!

  • Horacio, sos vos?

Cagué, ahora va a querer que vaya a comprar facturas, que me saque el jogging y que salga a la calle con esa perra de mierda, la Ñati, pequinés del orto que ni bola me da.

  • Si amor, no encontraba el control. Seguí durmiendo.

  • Tenés ganas de ir a comprar unas facturitas y tomamos unos matecitos en la cama?

Lo sabía. Y todo por ese puto control. ¿¿¿¡¡¡ Dónde carajo quedó el control remoto y la reputísima madre que lo parió!!!???

  • Ya voy, mi amor

Si hay algo que me pone de mal humor, es salir a la calle acarreando a esta rata cuadrúpeda, con la cara confeccionada a sartenazos. ¡Que ni siquiera tiene rasgos caninos!

Todavía no entiendo porqué permití que mi mujer la comprara.

Ya recuerdo: no quería escucharla más con su teoría de los niños y los perros. Que manera de romperme los huevos hablando boludeces.

Llevé flameando a la laucha, los doscientos metros que separan mi casa de la panadería.

Ojalá que esté Alejandrita, la hija de Antonio, el panadero. Que salud que tiene esa piba, que salud señor!!

  • Buen día! Cómo le va Horacio?

(Que gomas, que gomas!!!)

  • Buen día Alejandra, todo bien por ahora. Cómo anda tu viejo?

(No sé para qué le pregunto por el sorete del padre. Viejo garca, le compro el pan porque no tengo ganas de caminar hasta la avenida.)

  • …y usted sabe, trabajando desde temprano, anda medio delicado de los riñones

Delicado? Ese hijo de puta no se muere mas. Que gomas que tiene la pendeja, le voy a pedir miñoncitos así se agacha y puedo cambiar de perspectiva.

Alejandrita me regaló un churro para hacer mas ameno el camino de vuelta, lo que no sabe, es que tambien me regaló una erección para usar de rompenueces. Ahora que llego con las facturas espero poder mojar el pancito…

Salgo a la calle con la ilusión de que un gran danés se haya morfado a la Ñati.

Pero no. Sigue ahí la hija de puta, y bue…perra del orto.

  • DAME TODA LA GUITA HIJO DE PUTA PORQUE TE QUEMO!!!!!!!!

  • p-p-pará flaco, tranquiliza…

  • JAJAJA!!!Si serás pelotudo jajaja!!

  • EMILIO Y LA DESCAJETADA CONCHA DE TU PUTA MADRE!!! …

  • …sos boludo, Melena??!!! Me vas a hacer cagar de un bobazo!!

  • Y que querés que haga, si estabas de regalo?!!. Mirando como un viejo puto a esa rata de mierda que tenés de perro… Y no me aguanté

  • Pelotudo, …me agarraste de sorpresa

  • Ah cierto que los chorros te avisan.!!“Disculpe señor, sería ud. tan amable de facilitarme su dinero por favor” psst!!

  • bue, ya está. Viniste a buscar unas facturitas vos también o recién estás llegando, Travolta?

  • Naah, vengo a buscar el pan; vienen mis suegritos a romperme las pelotas desde temprano

  • Mirá que lindo, che

  • deben estar por caer. Y como al viejo sorete de mi suegro, la próstata no le da descanso, se levanta a las 6 de la matina. A las 9 estaba llamando, que había comprado unos pollitos y otras boludeces, y que porque no nos juntamos a hacer un asadito, que él ya compró todo. Y como a mi mujer, cualquier cosa que le haga zafar de la cocina le viene bien, le dijo que si, que se vengan. Taqueloparió!

  • no pasa nada boludo, te tomas unos fernecitos y lo dejás al viejo haciendo el asado

  • pero yo quería revisar el auto; no frena el hijo de puta. Parezco Pedro Picapiedra!!…

  • …en serio pelotudo!. Ayer, venía por Gral. Paz, viste por donde está el Wall-Mart? Bueno, ahí! Serían las 6 de la tarde, hasta las tetas de autos, y en eso, la conchuda que iba adelante mío, no va, y me clava los frenos. No me la lleve puesta de milagro. Frené y nada, decí que me sobra muñeca y me tiré a la banquina, que sino, le dejaba el culo de sombrero con el falcon

  • que auto tenía la mina?

  • un Ka. Se lo rompía todo

  • los vas a tener que revisar

  • en serio? Ya sé boludo! Lo que pasa es que quería estar tranquilo, solo. Eso, solo. Quería estar solo. Sin nadie que me rompa las bolas! Con mi mujer no hay problema, porque, como ella también quiere estar sola, me ignora amablemente y se va por ahí, a hacerme mierda la tarjeta; pero mientras no me rompa los huevos, que haga lo que quiera.

  • Total la tarjeta no la vas a pagar

  • eexaaacto. Pero bueno, voy a poner mi mejor cara de boludo y cuando se vayan, los revisaré

  • sabés que yo tambien tengo que revisar el coche?

  • qué, los frenos?

  • No, la caja. Mi mujer pasa los cambios como si estuviera apuñalando a un vampiro, asi que la hizo cajeta. Se parece a…Te acordás?…cómo se llamaba? el que lo perseguía a Drácula? Volstein, no…Johnson!, tampoco…cómo mierda se llamaba?

  • No tengo la mas puta idea Horacio, aparte, sabés hace cuánto que no voy a un cine!! Bue, que te sea leve. Me voy a mirarle las tetas a la hija del tano, no vaya a ser que la gente piense que me hice puto por estar hablando con vos

  • Andá a la puta que te parió!

  • Chau querido!

Pelado hijo de puta, me hace cagar de la risa; pero este boludo, un día de estos, me va a hacer cagar la fruta con esas bromas. Ya no somos pendejos…

Igual, creo que éstos, son esos pequeños momentos en los que me siento realmente vivo.

Salgo de la panadería, con las tetas de la pendeja tatuadas en la retina, al palo; que dicho sea de paso, el amigo, huyó cual soldado cobarde a refugiarse en la retaguardia, y de repente; pienso que ya está, que cagué, que mi vida no vale ni los soretes zepelinescos de la Ñati, que me la pusieron.

Es una fracción de segundo que no responde a los mandatos naturales, y dura una eternidad. Es la adrenalina que te recuerda, lo cobarde, lo valiente, lo prescindible que sos. Y cuando estalla la carcajada, volvés a vivir. Por esta vez, te salvaste. Y a pesar del cagazo, no podés evitar reírte. Reírte en serio, con toda la boca y todos los dientes, incluso ese vestigio de muela maloliente que debió haber sido reparada o removida hace mas de un lustro, sin reparar en nada ni nadie. Reírte. Es como volver a ser un pendejo, es, en realidad, ser, un pendejo siempre.

Es increíble que a esta altura del partido, me siga riendo de las mismas cosas, que cuando era pibe. A los muchachos les pasa lo mismo.

Eso es algo que las mujeres, por mas estudios, viajes, doctorados y kilómetros de porongas recorridas, nunca comprenderán.

El tirarte un pedo sordo, silencioso, letal!!! en un Renault 12 en movimiento, con 2º bajo cero y lloviendo, y que tus amigos se lo tengan que fumar, o cagarse de frío y mojarse; y que en ese momento, ellos, también, se caguen de la risa, festejando las virtudes de un buen flato, arrojado con precisión militar, cual arma biológica, que desata el debate sobre las preferencias culinarias del ejecutante en cuestión. Eso es algo que su mente, no puede decodificar.

La mujer nunca podrá encontrar la belleza de ese cuadro.

Un pedo sordo, …un luisssss

  • Si te seguís riendo solo, te van a mandar al Borda, pelotudo

  • Eh? Uy qué hacés Esteban? No te ví querido

  • No me digas? Hace media cuadra que te vengo chiflando, y vos, riéndote solo, como un boludo

  • Es que me lo crucé a Melena en la panadería del tano, y el hijo de puta me hizo pegar un cagazo de la san puta!!!

  • Pelado hijo de puta!! A mí, la semana pasada, cuando me estaba subiendo al bondi para ir a laburar, me metió la mano en el orto y me dijo “ después te llamo amor”, y en ese momento, yo que todavía estaba un poco pelotudo por el sueño, se me caen las monedas a la mierda por la sorpresa; y quedé a la vista de todos como un viejo puto, y boludo encima.

  • Todavía no te entregó el auto Mario?

  • Ni me hablés, que no me quiero acordar. Después te cuento. Era para otra cosa que te chiflaba. Te cuento para el torneo? Mirá que empieza en dos semanas, eh!!

  • En dos semanas? No sé Esteban. El otro día fui a buscar a los chicos a la clase de fútbol, y como llegué temprano, me quedé boludeando por ahí, mirando como jugaban unos pendejos. En un momento se les va la pelota, y me queda a unos metros, me acerco y le doy con la boba, para no pegarle con la buena que la tengo en un hilo;… y me sonó la rodilla. Se ve que le puse todo el peso encima, no sabés cómo sonó!!

  • Que cagada, che. Pero igual falta, no seas cagón

  • No creo, tengo la rodilla que parece una teta de Alejandrita

  • Que tetas que tiene esa piba!!!

  • Viste lo que son?

  • Bastante putona la pendeja

  • Dejáte de hinchar las pelotas!!!

  • Vos viste con las musculositas que atiende? Es una hija de puta!!! Te juro que salgo de ahí, imaginándome el paty que debe tener; aparte la muy turra, como sabe que está buena, se hace la nenita, para que uno tenga que donar a un laboratorio, todos los ratones que se le escurren por las orejas. Sabés quién se la mueve, no?

  • No, quién?

  • David, el hijo mas grande del rabino

  • Del rabino? Qué rabino?

  • El dueño de los locales de la esquina, donde está la panadería, en la avenida

  • Ah, ya sé. Cómo se llamaba ese viejo…? Mmm…Rubistein!. Marcos Rubistein! ….pero no es rabino, pelotudo

  • Es lo mismo. Si le digo judío, me dicen que soy antisemita. Bueno, el hijo de ése. Si vieras la cara de molleja que tiene!!!

  • Siempre el mismo boludo!!

  • bueeeeno, señor sensible. Tiene las facciones características de la fisonomía hebrea, unos pequeños soretitos azules detrás de una prolongada y ganchuda nariz, adornado por unos rulos rojo sangre palestina!!!

  • Bue. Terminaste?. Y el tano lo sabe?

  • Ese pelotudo todavía piensa que su hija es virgen. Tiene mas agachadas, que japonés con visitas.

  • Y vos cómo sabés que se la mueve el rusito? Que sos, Polino?

  • No, Polino sos vos, con ese perro de mierda

  • Andá a la puta que te parió

  • Es perro de vieja, Horacio. En serio, tu perro es una mierda. Mirá lo que es…una mierda pobrecito

  • Es perra

  • Mas mierda!

  • Bueno boludo, me vas a contar?

  • Ves que sos Polino!!

  • Mirá como me voy a la mierda

  • Pará boludo! Ya está! Nada, que la otra noche, cuando salgo del kinesiólogo, la veo a Alejandrita saliendo del mueble, en el auto del pendejo. Justito los vi. Y ellos a mí. Por eso cada vez que voy, la turrita ni me puede mirar

  • Está bien, son pendejos. No les podés cuidar el culo toda la vida. Mientras se cuiden, todo bien; porque hoy los pendejos están desacatados. Yo siempre le digo a Analía “cuidáte, garcháte a medio país, pero cuidate”

  • Que no te venga con la panza en la boca

  • Eso sería lo de menos. Mi miedo pasa porque se cague la vida por no ponerse un forro. Porque aunque lo use el chabón, se lo pone ella

  • Nunca mejor utilizada la metáfora

  • De qué telo salían?

  • De uno que está en Av. Avellaneda a un par de cuadras de la cancha de ferro

  • Hasta allá te vas al kinesiólogo, no tenías uno mas lejos?

  • Es esa obra social del orto, que no me cubre una mierda.

  • Mirá quien viene ahí

  • Qué dicen las chicas?

  • Que hacés Carlitos, vos tambien te caíste de la cama?

  • No, los domingos, son los únicos días en los que puedo salir a buscar el diario y comprar unas facturitas mientras le miro las cabezas de enano con hidrocefálea que tiene la nena del tano.

  • Viste lo que son?

  • Que pedazo de gomas que tiene!!

  • Recién estábamos hablando de eso

  • Está para amasijarla!….

  • ….hablando de amasijar;… alguno se acuerda, cómo se llamaba el ñato que lo perseguía a Drácula?

  • Polino!

  • Andá a cagar!!!!

  • Claro boludo! Lo perseguía a Drácula para que lo muerda, lo convierta en vampíro, y de esa manera, tendría la certeza de que le romperían el orto eternamente.

  • Tiene sentido.

  • Son dos subnormales…

  • Vos, imagináte la devoción que siente por la morcilla, que es capaz de sacrificar su alma inmortal, para que le puedan seguir empujando los gases, aquí, en la tierra.

  • Totalmente. Totalmente de acuerdo!!!

  • Son dos pelotudosss!!!

  • Pará, pará!!, antes que me olvide…… Horacio, yo, si hay algo que respeto en esta vida, son a las personas que tienen huevos,… y vos hermano…, sos, sin ninguna duda, unos de los tipos con mas cojones que conozco. No cualquiera sale a la calle con la frente en alto y esa perra de mierda

  • Chupáme un huevo!!

  • Yo le dije lo mismo. Por qué no la tira a la mierda!!!

  • Bueno hermano, si me van a verduguear, me voy al carajo. No sé que hago perdiendo el tiempo con ustedes, cuando podría estar echándome un mañanero

  • Con la perra?

  • Mirá que sos asqueroso Horacito, eh! Pensé que eras puto nada mas

  • Listo. Nos vemos muchachos, siempre y cuando no tengan que estar lavándole los calzones a sus mujeres!!

  • Pará boludo, no te chivés!!

  • Quedáte maricón! Es linda tu perra

  • Andá a cagar

  • Pero te cuento o no te cuento para el torneo? No me vas a cagar, eh?

  • En la semana hablamos, Esteban. Te dije que tengo cagada la rodilla. Vemos

  • Cuidáte Horacito!!

  • Nos vemos querido

  • Ah! Horacio…

  • Andá a la puta que te parió!!!

Qué pelotudos que son estos tipos. Lo peor de todo, es que tienen razón. La Ñati es una mierda. Si ellos tuvieran un engendro similar al mío, los tendría alquilados!! No los puedo culpar, yo haría exactamente lo mismo, o peor.

Espero que Graciela no se haya levantado.

Hablar tanto de tetas, me dejó el miembro en un 45% de grosor erectil, así que, con un poco de franela, puedo llegar al 80% necesario para entrar al templo del himeneo. A mi edad, lograr una erección total, se consigue únicamente por medio de las sustancias químicas. Y a esta altura del mes, la plata no alcanza para la pastillita. Es, la nafta o la pastilla!! La puta madre, hasta para coger hace falta guita. Para coger dignamente, digamos.

Yo creo que el Estado debería proveerlas de forma a gratuita a todos los hombres mayores de 45 años inclusive. Porque, con todos los quilombos que uno tiene en el balero, hacer que el amigo se pare, a veces, es tan complicado como hacerle entender a tu mujer, que por mas que hunda los botones del control remoto, si el aparato se quedó sin pilas, es al pedo seguir apretando y golpeando al mismo, con la esperanza de que algún golpe esotérico-electrónico, lo haga funcionar.

Hogar, dulce hogar.

– Pasá Ñati, …dale!

– PSST!! Apareciste?

La puta que lo parió. Está levantada, con la televisión encendida, con cara de culo, haciendo café y con el as en la manga.

No hay nada peor que entrar a la cancha sabiendo que vas a perder. Es como ir al banco a pedir un crédito, sabiendo que tu sueldo es el de un obrero somalí, y decirles que te querés comprar un mercedes.

  • Por qué te levantaste amor?

  • Y hasta que hora te tenía que esperar?!! Hace una hora que te fuiste!!!!

  • No fue una hora, amor…

  • No me digas amor, que estoy re-caliente, Horacio!!!

  • Pero si sos mi amor, mi mujer, mi putit..

  • Salí Horacio, cortála! Se me fueron las ganas!! Podríamos habernos quedado en la cama hasta cualquier hora, tomando unos mates, compartiendo un poco de tiempo solos. Y vos, para hacer dos cuadras de mierda, tardás dos horas!!! Esas eran las ganas que tenías de estar conmigo esta mañana?

  • Pará, amor. Tarde media horita, máximo. Pasa que me lo crucé a Emilio y a Esteban y me paré un segundo. No perdimos la mañana, amor. Vamos a la camita y yo te hago unos masajitos para que te relajes, si?

  • El agua ya se hirvió. Hice café.

  • Llevamos las tazas, ningún problema

  • Sabés que yo en la cama no puedo tomar nada, que me siento incómoda.

  • Bueno, pongo la pava y hago unos mates. Te parece?

  • Ya tomé el café, Horacio. Las llaves del auto?

  • Ah! Ya tomaste el café, mirá vos

  • Si, Horacio, ya tomé el café mientras vos estabas charlando con tus amigos en vez de estar en la cama con tu mujer. Las llaves?

  • dale Horacio, que quiero ir al super, no seas chiquilín!!

  • Las llaves las tenés vos, mi amor.

Sus ojos relampaguearon en los míos. Sus nudillos blancos, delataban en que lugar del cuerpo se esconden la ira y la impotencia. Sin decir una palabra, giró bruscamente sobre su propio eje y enfiló hacia la puerta de calle; creí notar una leve inclinación de su cuerpo hacia la izquierda, en lo que podría haber sido, sin duda, la luxación de su tobillo, y en la carrera hacia el picaporte, este inoportuno trance, sentenció la suerte de la puerta.

Sí; la puerta sería azotada.

Y cuando la misma, se encontró violentamente con el marco; en ese instante, en ese mismísimo instante, no escuché el portazo.

Escuché en la televisión, en el canal “TNT”, la claqueta del director, y un asistente que decía: “ Van Helsing abandona el castillo, escena 5, toma 3” .

Maxi De Palu

Written by 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: