Search

IRINA CID – POR AMOR AL VIDRIO

Entrevista y fotos: Mariano A.

Su nombre, como lo dice el título de la nota, es Irina. La conocí hace unos meses en una muestra de artesanos de nuestra ciudad (San Martín de los Andes). Estaba exponiendo y vendiendo sus trabajos en vidrio (vitrofusión) y observando la delicadeza de sus piezas se me ocurrió preguntarle si podía hacerme unos marcos de vidrio para unas láminas que tenía hace tiempo pendientes de enmarcar.

El resultado fue más que genial, pero lo mejor de todo, es que quedamos en contacto para poder ir a visitarla a su taller, más tarde entendería que su taller es parte de su casa y viceversa…

Nos recibió con una sonrisa y con unos ricos mates, y ésta es su historia de amor con el vidrio…

20150918_145159-01Empecé haciendo un montón de cosas, porque esto es como un camino, uno se va encontrando con el material. Comencé haciendo vitral tradicional, con plomo y con estaño, después hice cerámica, en el CEPAHO acá, como un 20150918_143804-01año.Y ahí aprendí sobre óxidos, sobre esmalte, y que mi amor siempre fue el vidrio. Y me compré un horno sin saberlo usar. Me habían dado un teléfono de una señora de Neuquén, para aprender a trabajar con vidrio. Cuando la voy a visitar resultó ser una clienta del restaurant que habíamos tenido con mi marido… Me dijo: yo te enseño si tenés algo de idea… le comenté del curso de cerámica y lo que sabía de óxidos y pigmentos…

Por unos trámites personales al tiempo tuve que viajar a Neuquén y aproveché para realizar el “curso”… ella me dió el ABC y  luego me dijo: …ahora “son horas culo” sentate y trabajá, rompé todo o que tengas que romper y vas a ir aprendiendo. Me dió como una bitácora de cosas en las que me tenía que fijar y bueno ahí empecé a hacer desastres… 20150918_144954-01de hecho la primera vez abrí el horneado a 80º, yo acostumbrada a hornear comida unos 80º es algo normal, pero una cosa es la comida y otra el vidrio, resulta que de ansiosa me levanté como a las 3 de la mañana, había nevado, me abrigo bien y salgo a 5º bajo cero, que era la temperatura ambiente donde estaba el horno… imaginate al abrirlo a 80º… hice pelota todo…no quedó nada sano, abrí hizo prrrrrrrrrrr y se rompió todo!! Y así aprendí que la temperatura del horno al abrirlo tiene que equipararse a la temperatura ambiente…y me compré un termómetro, porque en verano lo puedo abrir antes pero en invierno tengo que controlarlo bien.

Y mientras aprendía comencé a fabricar todo para mi casa, a trabajar con esmaltes, a realizar mis propios colores, y a tener un registro de los mismos, . Todo ya hace 7 años…

Después de 3 o 4 años la señora que me enseñó me vino a visitar y me confesó que cuando me fuí diciéndole que iba a realizar todos trabajos para mi casa pensó “esta piba está loca”, y cuando vió todo lo que había hecho no lo podía creer…

Luego de a poco me fueron encargando algunos trabajos para amigos, es más, recién ahora comencé a publicitar un poco mi trabajo, primero me dediqué plenamente a la elaboración. Estuve en una muestra en invierno en el centro de San Martín, donde nos conocimos, voy siempre a la Rural de Junín de los Andes, y algunos eventos 20150918_143749-01programados. Trabajo mucho para casas, para lodges de pesca, pero sobre todo con la gente, vienen eligen los colores, yo tengo todas mis muestras y así las personas se involucran más en el diseño de las cosas, y se sienten más dueños de su diseño…combinan colores, texturas…trabajo mucho con guardas para baños y cocinas y estoy comenzando toda una línea de tiradores para cajones, redondos, cuadrados…

Ahora estoy terminando  unos platos para un restaurant de Bs. As., todos diferentes, no sabes todo lo que estuve dibujando, compuse con ideas y dibujos sacadas de internet y los voy fraseando… trabajo sobre un vidrio plano, voy escribiendo y dibujando, después lo transfiero a papel de molde, una vez calcado al vidrio comienzo a trabajar las líneas,20150918_145317-01 fileteando con pinceles muy finos, después se le pone un vidrio arriba, porque toda la vajilla está hecha entre dos vidrios, de esa manera se aísla la toxicidad del esmalte y de ahí va a una fuente redonda para que se moldee, lo pongo en el horno a un programa en el que se va termoformando. Algunos programas son de 12 hs… por ejemplo, llega a una determinada temperatura y estabiliza, vuelve a subir un poco y estabiliza…así durante 12 hs. Primero en curva de subida y luego de bajada, así el vidrio que es un sólido en estado líquido se va moldeando de a poco, si le das mucha temperatura de golpe se estropea.

A mi me encanta este trabajo, me resulta muy divertido, aparte trabajo en mi casa, escucho la radio, tomo mis mates y lo mejor es que se puede trabajar mucho con el cliente y eso está bárbaro.

Para contactarse con Irina:  vitrominas@smandes.com.ar  –  https://www.facebook.com/irinacidartesobrevidrio?fref=ts

Written by 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: