Search

Lau y Facu se fueron a andar en bici…

   Por Mariano A.

    Esta frase resumiría (de manera muy extrema) lo que están haciendo Lau y Facu. Pero si lo dejamos así la nota sería demasiado corta y, sobre todo, se perderían de varios detalles importantes de esta cruzada que están realizando nuestros amigos ya citados.

Empecemos por conocerlos. Laura Guelfi y Facundo Othatceguy, oriundos de Buenos Aires, trabajaban en publicidad y alquilaban un departamento en Saavedra. Ambos, cansados de la rutina del trabajo de oficina de nueve horas decidieron vender absolutamente todo (no se salvaron ni los cubiertos), crearon un proyecto en IdeaMe y 11900089_598325920305563_1826828366810961615_ncomenzaron así sus Sueños de Ruta. Bicicletas de montaña y meses de práctica venían por12009614_606448309493324_557151206866915003_n delante. Y el destino de la práctica antes de lanzarse a la ruta fue Córdoba, donde pasaron dos meses entrenando y trabajando como voluntarios en la cocina de la comunidad Umepay ubicada a pocos kilómetros de Villa Yacanto de Calamuchita. Para luego, en octubre, con pasajes en mano emprender el viaje hasta Ushuaia y comenzar a pedalear la Ruta 40 hasta la Quiaca.12009837_606445492826939_4968987865649699427_n

Pasaron los meses, los kilómetros pedaleados, conociendo ángeles del camino y cumpliendo de a poco sus 40 sueños para la Ruta 40. Y en enero del 2016 se encuentran pedaleando por San Martín de Los Andes, donde mensajes de por medio, llegamos a encontrarnos y compartir charla y unas pizzas veganas (detalle olvidado hasta este momento por quien escribe,los chicos son veganos). Lo que más resaltaban Lau y Facu de su experiencia hasta el momento es la solidaridad con la que se encontraron en el camino, ya sea en Argentina o Chile, por donde también rodaron.

Les dejo una Carta que los chicos tienen en su blog, en la misma nos cuentan el cómo y el porqué de esta aventura, y el link del mismo, por si quieren contactarse con ellos y/o seguir sus aventuras por la ruta 40.

CARTA A NOSOTROS MISMOS

“Cuando tú compras con plata, no compras con plata, compras con el tiempo de tu vida que tuviste que gastar para ganar esa plata” Pepe Mujica.

Lee esta frase, léela en voz alta, bien fuerte y empezá a aplicarla a tu vida, a los diferentes aspectos de tu vida, y pensá en cada una de las cosas que gastas tu dinero, o mejor dicho tu tiempo. Y por supuesto recordá que tu tiempo es limitado, y la capacidad física de poder disfrutar de él (tu salud) también.

Entonces cuando salgas cansado de la oficina, de estar sentado 8 horas frente a una computadora, y pienses: ufff necesito relajarme un poco, me merezco unos tragos (merezco llegar a casa y pedir delivery, etc),  y con una par de compañeros te metas a un bar y te revientes 200, 300, 400 pesos en un par de cervezas (¿cuánto se gasta ahora?)  hace una pausa y pensá si realmente querés gastar tu plata de esa manera o mejor dicho tu tiempo (recordá la frase). Y pregúntate si ese vaso de birra, realmente vale 40 minutos de tu tiempo, de haber estado sentado frente a una computadora, haciendo algo que no te gusta y en lo que no crees.

Si tenés más, vas a gartar más, y si gastás más vas a tener que generar más, y así vas a estar preso siempre, del dinero, que te roba el tiempo de tu vida, que por supuesto es limitado. La opción más sensata es vivir con menos, necesitar menos, consumir menos, y tener más tiempo, o mejor dicho recuperarlo, más tiempo para vivir y menos para consumir.

Porque no se necesita mucho para vivir cuando se es feliz, ahora si uno NO está contento, cree y le apasiona lo que hace: vive tapando. Llamalo birra, delivery, series, ropa, TV plana 40 mil pulgadas, obra social Osde Neo Super Platino. Sí, porque encima de todo uno está tan entregado al consumo que hasta tiene que empezar a consumir salud, coquetea con la idea de que podría llegar a enfermarse  y en vez de hacernos cargo de nuestra salud, de nuestra vida, se la relegamos a otro y la pagamos en cuotas todos los meses como si fuera una heladera.

Así que cuando estés en la bici y se presente un momento difícil, pedaleando en el medio de la nada, te agarre un viento tan fuerte que no te deje ni subirte a la cleta, recordá todo esto, recordá que lo estás haciendo lo estás haciendo por vos mismo, y por nada ni nadie más. Que sos dueño de todo lo que te pasa, del momento presente y eso va a hacer que tu tiempo sea infinito.

Acompañen a Lau y Facu desde:  Sueños de Ruta

Las fotos son gentileza de Lau y Facu

Written by 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: