Search

Lago Huechulafquen – Que la belleza te asombre!

Texto y fotos: Marcelo C.

    Por mas que vivo hace unos cuantos años en esta hermosa ciudad, siempre hay destinos o lugares que nos invitan a ser visitados muchas veces, ya sea porque vivenciarlos en distintas estaciones/épocas nos brindan otra sensación como así también porque nunca se terminan de conocer en detalles y son sumamente disfrutables.

Hace mucho tenia ganas de volver a recorrer el lago Huechulafquen, la última vez habíamos ido para realizar el ascenso al cerro Chivo.

Tenía ganas de disfrutar del hermoso día que me pronosticaba la página del clima, quería que sea un día totalmente relajado y necesitaba ese extra de ir con personas que me hicieran conocer mas a fondo los detalles del lugar. Por eso decidimos ir en combi con una empresa local que realiza la excursión al lago Huechulafquen – Volcan Lanín (pasando por Junín de los Andes). Nos decidimos por la empresa con la que visite el corredor de los siete lagos e hice la excursión al volcán Achen Niyeu. Me refiero a los amigos de sietelagosturismo que tienen mucha experiencia en brindar tours de este tipo en la zona y alrededores.

La combi nos paso a buscar por casa temprano y tomamos la ruta 40 hacia nuestro primer destino: Junín de los Andes. En el trayecto Silvia (nuestra guía) nos iba contando anécdotas y detalles sobre la morfología, la geología e historia de la región que desconocíamos.

Nuestra primera parada fue en la iglesia (Nuestra Señora de las Nieves y beata Laura Vicuña), ubicada en la zona central de la ciudad, con una historia particular que es relatada por los guías propios del establecimiento, tiene una arquitectura vanguardista que muestra la mezcla de la cultura indígena (mapuche) y la católica. Muchos detalles de esta mezcla se ven reflejadas en sus cuadros, tejidos, vitrales y el altar.

 

En la segunda etapa de nuestro recorrido fuimos caminando hacia la feria de artesanos de Junín, un predio de puestos con objetos originales e interesantes como los hechos con piñones y maderas.

Retomamos la ruta 40, hacia el norte, hasta interceptar la ruta provincial 61 que nos llevaría por el ripio hacia nuestro destino, el Parque Nacional Lanin.

Todo el camino fuimos acompañados por las explicaciones de Silvia, el río Chimehuin serpenteando el camino y el Volcán Lanín asomaba

El primer mirador nos dio un adelanto de la imponencia de los 3747 metros del Lanín y de la belleza del lago Huechulafquen. En este punto es donde las aguas frías y cristalinas del lago dan cauce al río Chimehuin que atraviesa la ciudad de Junín de los Andes y se posiciona como punto de referencia a nivel mundial para la pesca deportiva de la trucha (especie ictícola introducida al igual que algunas especies de la fauna y flora).

Retomamos el camino bordeando constantemente el lago, la vegetación empezó a ser más espesa, más agreste, con los ejemplares típicos de la zona (rauláes, pehuenes, coihues) que nos iba describiendo nuestra guía.

Sin dejar un momento de admirar el camino, llegando el mediodía, realizamos una parada para comer frente al cerro Los Angeles que junto a el cerro Contra conforman los picos sobresalientes de la margen opuesta del lago Huechulafquen. La vista que uno tenáa desde el comedor hacía que la experiencia fuese mucho más placentera.

Un nuevo punto panorámico, antes de recorrer los últimos kilómetros hasta llegar a Puerto Canoa, nos dejó observar la magnitud de la cara sur y el glaciar del volcán Lanín, que contrastaba con el azul intenso de las aguas del Huechulafquen.

La trayectoria por tierra finaliza pasando por la capilla María Auxiliadora al borde del lago Paimún y retornando a Puerto Canoa, a orillas del lago Huechulafquen. En este punto tenemos la opción de disfrutar durante unas horas de la playa, el paisaje y las aguas del lago, o de emprender otro tour en catamarán navegando hacia el lago Epulafquen con destino al escorial (formado de la lava del volcán Achen Niyeu) y su famoso bosque enano o bonsai, además de tener otras postales del volcán Lanín y el cerro Los Ángeles desde el lago.

Por más que uno crea conocer el lugar, nunca deja de maravillarse, porque es una de las características propias de la naturaleza… que la belleza te asombre!

Si quieren realizar la excursión les recomiendo entrar a la página de Siete Lagos Turismo, donde además tienen muchísimas otras opciones para no perderse de conocer los lugares que se ven solo en la Patagonia.

Written by 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: