Search

Chango Spasiuk trío-Gira sur-2016-San Martín de los Andes

Texto y fotos Mariano A.

La música es viento sonoro – Daniel Barenboim

    La noche sanmartinense del sábado pasado estuvo bastante fría, convengamos que estábamos a punto de recibir el invierno. Argentina le ganaba a Venezuela a pocos minutos de comenzado el partido, pero muchos teníamos una cita impostergable con Horacio “el Chango” Spasiuk. Así que abrigados y despidiendo a la selección con una última ojeada a la pantalla nos dirigimos al Centro Cultural Cotesma.

     En una sala totalmente llena de narices coloradas por el frío, pasadas las 21 horas el Chango Spasiuk subió al escenario acompañado del guitarrista y percusionista  Marcos Villalba y del violinista Pablo Farhat20160618_222451-01

     El pintor ruso Kandinsky nos decía que el color tiene una vibración, y esa vibración nos puede dar una sensación auditiva. Del mismo modo, el sonido tiene colores, y puede darnos una sensación visual. De esta manera puedo asegurarles que si nuestro amigo ruso hubiese escuchado los primeros acordes del acordeón del Chango muchos colores e imágenes desfilarían por su mente…por la mía y la de muchos que estábamos ahí, desfilaban siestas, un casamiento en el patio de una casa, una kermés, pies descalzos sobre tierra colorada, polkas rurales, la lluvia sobre la selva misionera…

   20160618_224656-01  Me gustaría que mi música sea una herramienta para refugiarse, un espacio para sentirse a salvo por un ratito, desea el Chango.

Y esa noche lo logró, ya que las narices coloradas encontraron calor, nuestras palmas ardían de tanto aplaudir y los abrigos, por dos horas, sólo sirvieron para hacer bulto.

    Spasiuk no sólo nos regaló música esa noche, también recibimos  calor y refugio por un par de horas, que más podemos pedir en una noche invernal en San Martín de los Andes?

Written by 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: