Search

CASCADA ÑIVINCO-SAN MARTÍN DE LOS ANDES- RUTA DE LOS 7 LAGOS

Texto: Mariano A./ Fotos: Mariano A. y Marcelo C.

     Comenzó la primavera, y con ella , la  vuelta a senderear por los alrededores de San Martín de los Andes. La cascada Ñivinco era uno de los sitios que nos faltaba visitar con Miravosblog, así que fue el destino de nuestra primera salida primaveral.

     Partiendo desde San Martín por la ruta 40 (camino de los 7 lagos) y a mitad de camino de Villa la Angostura (50 minutos aprox.) nos encontramos a mano derecha con el cartel del acceso a la cascada Ñivinco. La misma se encuentra dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi. Luego de estacionar el auto pasamos la tranquera que se encuentra a unos 50 metros del estacionamiento, donde un cartel nos indica el tiempo y distancia del trayecto.

Una vez que cruzamos la tranquera nos espera una caminata de 10 minutos hasta llegar a un arroyo que hay que cruzar. Si bien es fácil de cruzar, ya que es angosto, sus aguas son bastante frías. Así que a tomar aire,coraje, arremangarse los pantalones y mojarse los pies unos segundos…

Otro cartel nos espera en la otra orilla y allí comienza el sendero rumbo a la cascada y sus 5 saltos. El camino está bien marcado y vamos constantemente bordeando el río Ñivinco aguas arriba, sumergidos en un bosque de ñires que todavía reniega del otoño y de a poco comienza a llenarse de brotes. Las que no reniegan son las cañas colihue que, bien verdes, nos acompañan gran parte del trayecto.

A sólo unos 3 kilómetros de caminata ya podemos escuchar el ruido de la cascada, el sendero por momentos se abre y nos muestra tramos de playa y piedras mojadas por las aguas del río, dándonos ya,una vista desde lejos de la cascada.

4 km recorridos y ya tenemos nuestros primeros 3 saltos de agua frente a nosotros, una caída de agua de unos 10 metros de alto y 40 de ancho aproximadamente, bañando una playa de piedras que se calientan suavemente bajo los rayos del sol.

Tomando una bifurcación que hay antes del fin del sendero se accede a otras dos caídas que se encuentran unos varios metros más arriba, ahí hay que esforzarse un poco más en el andar ya que es cuesta arriba el asunto, pero la vista que tenemos al llegar a lo alto del primer salto es hermosa y lo merece.

Sólo resta volver y recomendarles que realicen esta caminata, ya que es accesible para toda la familia y no requiere de mucho esfuerzo ni tiempo. Si se dan una vuelta en el verano, a tenerla en cuenta.

Written by 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: