Search

TROLLHUNTERS – Porque luchar y triunfar enfrentando al miedo es lo que significa ser héroe

Guillermo Del Toro nos tiene acostumbrados a historias que fusionan suspenso, terror y fantasía. Con personajes “monstruosamente” adorables, logra llegar a todos los públicos, ya sean niños, adolescentes o mayores. Y algo que logra como pocos ( Stephen King lidera esos pocos) es meterse en la etapa más difícil de todo ser humano, la adolescencia.

La nueva apuesta del director mexicano es Trollhunters, una serie animada de 26 capítulos que se puede disfrutar por el sistema de streaming Netflix. Basada en la adaptación del  libro homónimo escrito por él junto con Daniel Kraus y  con la colaboración de DreamWorks.

Bajo la mirada (literalmente) de la población del pueblo de Arcadia, existe un mundo (Trollsitting) en el que viven los trolls, quienes coexisten en paz con los humanos (principalmente porque desconocen su existencia). Pero, hay trolls malos que hace muchos años quieren gobernar, no solo su mundo, sino también el humano. Y para contrarrestar estas fuerzas del mal existen los trollhunters, guerreros y cazadores que durante muchas generaciones se dedican a encerrar a estos trolls renegados y mantener la armonía entre los dos mundos.

Cuando el último trollhunter (Kanjigar) muere, el amuleto (arma indispensable del trollhunter) decide elegir a un nuevo “cazador”, pero para sorpresa de todos los trolls, elige a un adolescente humano.

El elegido es James Lake Junior ( se disfruta y duele a la vez escuchar la voz del reciente fallecido Anton Yelchin), hijo único, abandonado por su padre y quien lleva todas las responsabilidades del hogar mientras su madre trabaja hasta altas horas en el hospital.

Jim tiene un mejor amigo, ese es Toby y junto a esta dupla nos vamos adentrando en los conflictos de los dos mundos, el troll y el adolescente. Quienes acompañan en esta aventura a nuestros dos héroes son un par de personajes más que adorables,  Aaarrrgghh un troll pacifista y Blinky un consejero, por momentos paternal, que inicia y guía a Jim no solo en su rol de cazador, sino también en el de héroe. Y con este discurso (sobre todo en la voz de Kelsey Grammer) cómo no tomar coraje…

“El destino es un don. Algunos viven sus vidas enteras en una desesperación silenciosa, sin saber nunca la verdad de que aquello que se siente como peso sobre nuestros hombros es en realidad el propósito que nos eleva a las alturas. Nunca olvide que el miedo es aquello que antecede al valor, que luchar y triunfar enfrentando al miedo es lo que significa ser héroe. No piense, amo Jim. Sea…”

Trollhunter es acción, fantasía, humor, drama y mucha aventura. La historia en si no es lo más nos atrapa, sino sus personajes y como, a medida que avanza la trama, se va afianzando la amistad entre éstos, uno más querible que otro. Ellos, los personajes, son los que sostienen esta hermosa aventura. Sin olvidarnos de una animación increíble, con la estética y el sello de Del Toro.

Una nota aparte son las voces, para los niños está la opción del doblaje, pero el cinéfilo tiene la posibilidad de disfrutar de las voces originales, que son estupendas. El ya nombrado Anton Yelchin le da voz a Jim, un adorable Kelsey Grammer al troll Blinky y Ron Pearlman al malvado Bular.

Guillermo Del Toro sigue alimentando al niño que todos llevamos dentro, esta vez con rocas y calcetines sucios.

Por Mariano Alvarez

 

Written by 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: