Google compra Fitbit: ahora es OFICIAL 2019

Google compró Fitbit para impulsar más los smartwatches y wearables. Esto es lo que debes saber sobre la adquisición de Fitbit por parte de Google

> Fitbit adquirida por Google

Ahora es oficial: Google compra Fitbit por 2.100 millones de dólares.

La noticia estaba en el aire desde hace semanas, pero sólo hoy, 1 de noviembre de 2019, se ha hecho oficial por parte de ambas empresas. El acuerdo debería concluirse el año que viene, y obviamente se someterá a la aprobación de los reguladores y de los accionistas.

Fitbit llevaba tiempo buscando un comprador, y evidentemente consideró que la oferta presentada por Alphabet era la mejor.

¿Por qué Google compra Fitbit?

Esta adquisición de Google permitirá a la empresa invertir más en el sistema operativo Wear OS y en los dispositivos wearables en general.

Hasta la fecha, como sabemos, Wear OS es un buen sistema operativo para smartwatches, pero con varias limitaciones que han impedido el éxito, dejando el campo abierto a la competencia de Apple y otras empresas.

Sin embargo, con la adquisición de Fitbit, las cosas podrían cambiar y Google podría producir productos mucho más interesantes e inteligentes para llevar en nuestra muñeca, o al menos eso esperamos para el futuro.

El objetivo de las dos empresas, con esta fusión, es combinar los conocimientos técnicos y de hardware de Fitbit con el poder de inversión y escalabilidad que ofrece Google.

Esto permitirá producir muchos productos nuevos ofrecidos a un precio asequible que permitirá a cualquier persona comprar un smartwatch potente, lleno de funciones y mantener siempre su muí±eca para controlar su salud. Y mientras tanto, Google podrá recopilar más datos sobre nosotros.

¿Y la privacidad del usuario?

Google ha anunciado que los usuarios que utilicen los futuros dispositivos vestibles de la compaí±ía serán informados sobre qué datos se recogerán y por qué, con una política que quiere ser completamente transparente.

La Gran G también afirma que los datos personales recogidos por los dispositivos Fitbit nunca se venderán a nadie, no se utilizarán para anuncios dirigidos y se dará al usuario la oportunidad de gestionarlos, permitiéndole revisar, mover o eliminar sus datos.

Ya veremos.

Lo único cierto por el momento es que Fitbit ha confirmado que sus dispositivos seguirán siendo compatibles con Android e iOS a pesar de la adquisición por parte de Google.