Redes Wifi públicas: Riesgos y seguridad

Es fácil encontrar redes WiFi gratuitas en zonas públicas como aeropuertos, hoteles, restaurantes y terrazas de cafés. Estos dispositivos son tan populares que la gente se conecta a ellos sin pensarlo. Ciertamente, compartir actividades en las redes sociales o consultar la prensa electrónica es inofensivo.

Pero, consultar el correo electrónico o realizar intercambios sensibles (transacciones bancarias, intercambio de contraseñas, compras en línea) es mucho menos y tiene peligros cuando se conecta a una red inalámbrica pública. Detalles.

>Redes Wifi públicas: Riesgos y seguridad

El ataque del intermediario

El ataque del hombre en el medio (MITM), a veces denominado ataque del interceptor, es una técnica de piratería informática que intercepta los intercambios encriptados entre el cliente y el servidor. para recoger los datos modificándolos o no durante la transmisión.

Redes no encriptadas

La encriptación significa que las conversaciones intercambiadas entre el PC y el servidor están codificadas por un “código secreto”. El objetivo es ocultar el significado del mensaje original a personas no autorizadas a utilizarlo o leerlo.

Es bueno saberlo: la mayoría de los routers vienen con la encriptación desactivada por defecto.

Difusión de malware

Las vulnerabilidades de los sistemas y el software permiten que personas malintencionadas distribuyan, sin saberlo, programas maliciosos en tus dispositivos informáticos. Aprovechan negativamente las debilidades del sistema para comprometer la confidencialidad, la integridad o la disponibilidad de los datos.

Sniffing-Fi

El sniffing permite a los ciberdelincuentes obtener detalles de tu tráfico ilegal desde un ordenador y un software especializado. El objetivo es recuperar tus datos y acceder a todo lo que haces en Internet: páginas web consultadas, datos personales, cuentas bancarias, etc.

    • Precauciones que no hay que descuidar
    • Actualiza regularmente el sistema operativo
    • Mantén actualizados el navegador y los dispositivos conectados a Internet, pero asegúrate de hacerlo con un router de confianza. Esto evita la descarga de malware y evita que los hackers roben datos e información personal que les interese.

Utiliza una VPN (red privada virtual)

Para protegerte eficazmente, sólo tienes que navegar por Internet con una VPN. Este proceso crea un túnel seguro en el que se encriptan los datos del usuario.

Visita la versión segura HTTPS

El uso de “HTTPS” evita la interceptación de datos por el hardware en una zona Wifi no protegida o por un punto de acceso secuestrado.