Seguridad en Internet: sitios web seguros con SSL y HTTPS

El espionaje y el abuso de datos son un grave problema tanto para las autoridades internacionales como para los consumidores privados finales. Por lo tanto, la cuestión de la seguridad de la red es cada vez más importante para las empresas.

Seguridad>Seguridad en Internet: sitios web seguros con SSL y HTTPS

Los particulares no son los únicos que hacen cada vez más negocios en línea, sino que también en los negocios los sectores en crecimiento se digitalizan. Para que los datos internos de la empresa, los datos de los clientes y otra información sensible se transmitan de forma segura y se gestionen de forma segura, SSL y HTTPS se encuentran entre los estándares de seguridad actuales.

Pero, ¿qué significan exactamente estos símbolos y cómo se pueden configurar los protocolos de seguridad de un sitio web?

¿Qué es el SSL?

El término SSL (acrónimo de Secure Socket Layers) indica una técnica que se utiliza para cifrar y autenticar el tráfico de datos en la red, garantizando la transmisión segura de datos entre los navegadores y los servidores web de un sitio.

Especialmente en el comercio electrónico, donde se transmiten datos protegidos y sensibles, el uso de un certificado SSL, o más bien de su última versión TLS (“Transport Layer Security”), es esencial.

Los datos sensibles, protegidos con el protocolo criptográfico SSL, son por ejemplo:

  • Datos de registro: nombre, dirección, dirección de correo electrónico, número de teléfono;
  • Datos de inicio de sesión: dirección de correo electrónico y contraseña;
  • Datos de pago: número de tarjeta de crédito, datos de la cuenta bancaria;
  • Formularios de inscripción
  • Documentos cargados por los clientes
  • Con el protocolo SSL se garantiza que la comunicación no pueda ser leída ni manipulada y que los datos personales no caigan en manos equivocadas.

¿Qué es el HTTPS?

HTTPS (Hypertext Transport Protocol Secure) es el protocolo para la transferencia segura de datos . HTTP indica la variante no segura. En los sitios web con HTTP, todos los datos pueden ser teóricamente leídos o modificados por personas malintencionadas y el usuario no puede estar seguro de que la información de su tarjeta de crédito se transmita directamente a la tienda en línea que está visitando o a un pirata informático.

HTTPS, es decir, SSL, encripta los datos HTTP y garantiza la autenticidad de las solicitudes mediante el certificado SSL o mediante el certificado TLS de más reciente desarrollo. Hoy en día los expertos sólo recomiendan el uso de TLS; cuando se trata de SSL, de hecho, la mayoría se refiere a TLS.

Ventajas del uso de SSL TLS y HTTPS:

  • Protección de datos y seguridad para clientes y socios
  • Reducción del riesgo de robo y uso indebido de los datos
  • Mejor posicionamiento en Google
  • Mayor rendimiento gracias al uso de HTTP 2
  • Mejor reconocimiento del certificado por parte del usuario y mayor confianza en el sitio.
  • Migrar el sitio a SSL y HTTPS
  • Los sitios web recién lanzados pueden tener un protocolo cifrado SSL desde el principio, pero incluso para las páginas existentes, la migración a HTTPS no requiere mucho esfuerzo. El primer paso es obtener el certificado SSL para el dominio correspondiente.

Adquirir los certificados SSL

El certificado SSL es una especie de carné de identidad de un sitio web. La Autoridad Certificadora (CA), literalmente Autoridad de Certificación, que es el organismo oficial donde se adquiere el certificado, ha verificado previamente la identidad y es responsable de la corrección de los datos.

Los certificados SSL se almacenan en el servidor y se recuperan cada vez que el usuario visita un sitio web con HTTPS. Hay diferentes tipos de certificados , que se diferencian en el tipo de identificación :

Certificado SSL de dominio validado (DV):

Estos son los certificados con el nivel de autenticación más bajo.Aquí la CA sólo verifica que el solicitante está en posesión del dominio para el que desea adquirir un certificado. La información de la empresa no se comprueba durante la verificación, por lo que con Domain Validated sigue existiendo un riesgo residual.

Gracias a un menor compromiso de autenticación, el certificado suele ser liberado rápidamente por la CA y es también el más conveniente de los tres tipos de certificado SSL.

Certificado SSL validado por la organización (OV)

Este tipo de verificación es más completo y, por lo tanto, más seguro que un Domain Validated. Además del propietario del dominio, la CA también verifica información relevante sobre la empresa, como el registro en la cámara de comercio.

La información verificada por la CA es visible para el visitante, lo que refuerza la confianza en el sitio web y en la empresa. Debido al proceso de verificación más exigente, el certificado SSL validado por la organización es más caro que el validado por el dominio, pero ofrece un mayor grado de seguridad.

Este certificado es adecuado para sitios web en los que no se realizan transacciones con datos sensibles.

Certificado SSL con validación ampliada (EV)

Es el certificado con el nivel de autenticación más alto y completo. A diferencia del certificado OV, la información de la empresa se verifica aún más detalladamente mediante estrictos criterios de asignación. Además, este certificado es emitido únicamente por la CA autorizada.

La verificación detallada de la empresa garantiza el más alto nivel de seguridad y con ello refuerza la confianza y credibilidad en el sitio web, por lo que el certificado de Validación Extendida implica mayores costes.

Este certificado es adecuado para los sitios web que, por ejemplo, proporcionan transacciones con números de tarjetas de crédito u otros datos sensibles.

Instalación y configuración

El siguiente paso es instalar el certificado SSL en el servidor. Muchos proveedores de servicios de alojamiento lo hacen. A través del área de clientes, en la mayoría de los casos se puede solicitar directamente el certificado correspondiente, que el proveedor registrará.

Como clientes de 1& 1 IONOS puede ampliar sin problemas a través del ˜Área de Clientes el paquete de alojamiento existente incluyendo un certificado SSL. En muchos paquetes este certificado ya está incluido. La instalación varía en función del proveedor.

Por regla general, los proveedores o servicios que proporcionan los certificados facilitan las instrucciones y las indicaciones de instalación. Para una implementación técnicamente impecable es importante tener en cuenta:

  • Corrección de los certificados
  • Corrección del cifrado
  • Corrección de la configuración del servidor
  • Errores y problemas durante la migración
  • Durante la migración pueden producirse algunos errores que deben evitarse para no encontrarse con penalizaciones en el ranking o en la accesibilidad de las páginas.

Los administradores que quieran migrar su sitio a SSL y HTTPS deben:

Evitar los certificados caducados : un certificado SSL no válido o caducado provoca un molesto mensaje de advertencia en la ventana del navegador, afectando negativamente a lo que era el objetivo inicial (transmitir al usuario confianza y seguridad).

Configurar una redirección correcta : para evitar el llamado contenido duplicado, el webmaster debe configurar una redirección a través del Redirect 301 . Esto evita que los motores de búsqueda evalúen las páginas HTTP y HTTPS como dos sitios web diferentes con contenido duplicado.

Adaptar las cuentas de publicidad (Google AdWords, Bing Ads y similares): si se introducen contenidos no cifrados (fotos, scripts, etc.) en un sitio web HTTPS, al abrir la página aparece un molesto mensaje de advertencia para el usuario. Especialmente en los anuncios, pueden surgir problemas, ya que la publicidad se sigue transmitiendo en gran medida sin encriptación, por lo que las cuentas publicitarias correspondientes deben estar absolutamente adaptadas.

Configurar las herramientas para webmasters y Google Analytics : en teoría la variante HTTP y la variante HTTPS son dos sitios web diferentes. La variante HTTPS también debe registrarse después de la migración en la Herramienta para webmasters de Internet.

Actualizar el mapa del sitio XML : el mapa del sitio (mapa del sitio) también debe actualizarse y subirse a la Herramienta para webmasters.

Compruebe las conexiones internas y externas (enlaces) : aunque la redirección 301 evite los enlaces muertos, todas las conexiones internas deben cambiarse después de cambiar al protocolo HTTPS. Dependiendo de cómo se hayan editado los contenidos en el CMS, también puede ser necesaria una entrada manual. En los enlaces externos debería intentar modificar los enlaces más importantes (por ejemplo de la Autoridad de la Página) en direcciones HTTPS.

¿Cómo verificar que una página tiene un certificado válido?

Si se llama a una página web que está codificada con un certificado SSL válido, esto se reconoce ya desde la URL:

https : /www.example.com

La s en el protocolo HTTP de la URL significa seguro y muestra que esta página está cifrada con un certificado SSL. Dependiendo del tipo de certificado hay varias alertas visuales en función de la seguridad de la encriptación:

¿Cómo verificar que una página tiene un certificado válido?

A través de la verificación SSL gratuita de 1 & 1 puede comprobar en un solo clic, si su certificado SSL está instalado correctamente y si su sitio web está protegido de los ataques.

Comprobar SSL

Aumente la seguridad de la web con sitios web empresariales seguros

Además de las ventajas de una conexión SSL mencionadas anteriormente, un tema crucial para una página web segura es aumentar la seguridad del usuario en la página web de la empresa y, por tanto, en la propia empresa.

Integrar los certificados de seguridad (sello de confianza) en un sitio web

Los certificados de seguridad (sello de confianza) son indicadores utilizados para la fiabilidad de un sitio web. Por ejemplo, los distintos certificados garantizan la seguridad de los datos, la seguridad de las transacciones de pago o aseguran que el sitio web está libre de malware.

Introduzca los certificados SSL con un alto nivel de seguridad

Los certificados con un alto nivel de seguridad muestran visualmente una conexión segura en la barra del navegador y aumentan la confianza del usuario.

“Siempre en SSL”

El certificado SSL debe integrarse en todas las subpáginas de un dominio, no sólo en la página de inicio de sesión sino también en el carrito de la compra. Así se ofrece una protección óptima desde el principio hasta el final de la visita.

El HTTPS desde la perspectiva del SEO

Desde hace algunos años, se debate si el paso de los sitios web a HTTPS influye positivamente en el posicionamiento en buscadores . En 2014, Google anunció que la conexión segura mediante HTTPS se evalúa como una señal positiva en el ranking.

Google, según algunas declaraciones, quiere hacer la web más segura y también llevar a los gestores de sitios web a cifrar sus páginas sin excepción.

Según los comunicados oficiales, las páginas web sin cifrado se mostrarán en el futuro en el navegador Chrome con una “X” roja. Hasta ahora las páginas HTTP se presentan en el campo del navegador de forma estándar con una página en blanco, en cambio las páginas HTTPS se muestran con un candado verde. Así que HTTPS debería convertirse en la conexión estándar para todas las páginas web.

Pero, independientemente de los planes de los grandes buscadores, las páginas HTTPS ya sugieren calidad y seriedad. Los usuarios son cada vez más conscientes de la seguridad de los datos e incluso los principiantes pueden reconocer fácilmente si una página está marcada como segura o no.